Coma bien, tenga conciencia nutricional

¿Sigues una dieta particular?, ¿Eres consciente de tu peso?, ¿Te toma algún esfuerzo especial para comer sano?, ¿Comes según las necesidades de tu cuerpo?

La buena nutrición es una de las claves para vivir una vida saludable. Puedes mejorar su salud manteniendo una dieta equilibrada. Debes comer una variedad de alimentos que contengan vitaminas y minerales. Esto incluye frutas, verduras, granos integrales, lácteos y una fuente de proteínas.

Tu comida debe ser planificada según su edad, así como su naturaleza de trabajo. No caigas en modas o dietas a corto plazo que parecen tentadoras. Pueden prometer ayudarte a perder peso rápidamente. Sin embargo, pueden ser poco saludables a largo plazo. Una dieta buena y equilibrada mejora la calidad de vida y ayuda a prevenir enfermedades. Miremos los diversos aspectos de la nutrición:

 

Beneficios de una buena nutrición:

Aquí hay algunas maneras en que una buena dieta afecta tu cuerpo positivamente:

  1. pérdida de peso

Perder peso puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas. La obesidad aumenta mucho el riesgo de desarrollar varias afecciones, como enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes tipo 2, osteoporosis.

  1. Manejo de la diabetes.

Comer una dieta saludable puede ayudar a una persona con diabetes a perder peso, controlar los niveles de azúcar en la sangre, controlar los niveles de presión arterial, prevenir o retrasar las complicaciones de la diabetes.

  1. Salud cardíaca y prevención de accidentes cerebrovasculares

La mayoría de los casos de enfermedades cardíacas prematuras y derrames cerebrales se pueden prevenir haciendo cambios en el estilo de vida, como aumentar los niveles de actividad física y comer de manera saludable. Si una persona elimina las grasas trans de la dieta, esto reducirá sus niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad. Este tipo de colesterol hace que la placa se acumule dentro de las arterias, lo que aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

  1. huesos y dientes fuertes

Una dieta con suficiente calcio y magnesio es necesaria para tener huesos y dientes fuertes. Mantener los huesos sanos es vital para prevenir la osteoporosis y la osteoartritis más adelante en la vida. Pocas fuentes de alimentos ricos en calcio son lácteos, legumbres, coliflor, brócoli, plátanos, etc.

  1. Mejor humor

La investigación sugiere que una dieta con una alta carga glucémica puede causar un aumento de los síntomas de depresión y fatiga. Evita los alimentos hechos de carbohidratos refinados como pasteles, pan blanco y galletas que tienen un alto índice glucémico. Las verduras, las frutas enteras y los granos enteros tienen una carga glucémica más baja.

  1. Memoria mejorada

Una dieta saludable puede ayudar a prevenir la demencia y el deterioro cognitivo. La ingesta adecuada de alimentos con vitamina D, C, E, ácidos grasos omega 3, flavonoides y polifenoles ayuda a mejorar las funciones cerebrales.

  1. Mejora la salud digestiva

El colon está lleno de bacterias naturales, que juegan un papel importante en el metabolismo y la digestión y ayudan a combatir las bacterias y virus dañinos. Una dieta baja en fibra y alta en azúcar y grasa dificulta este proceso. Una dieta rica en vegetales, frutas, legumbres y granos integrales ayuda a que las bacterias buenas prosperen en el colon.

Mitos comunes de nutrición:

Los carbohidratos engordan.

Esto depende de la calidad de los carbohidratos consumidos que conducen al aumento o la pérdida de grasa. Los carbohidratos simples como el azúcar, los jugos de frutas, conducen al aumento de grasa, mientras que los carbohidratos complejos como los granos enteros y los cereales, las frutas enteras conducen a niveles sostenidos de energía y pérdida de grasa.

Demasiada proteína provoca la caída del cabello.

Esto no es verdad. Comer una dieta rica en proteínas previene deficiencias y reduce la caída del cabello.

¡Las dietas no funcionan!

Las dietas funcionan cuando se adaptan a su metabolismo y estilo de vida. Los programas de pérdida de peso mal diseñados son ineficaces. Los planes nutricionales hechos a medida creados por profesionales de la salud calificados son efectivos.

Demasiada proteína puede causar daño hepático.

No, la proteína metabolizadora es un trabajo natural del hígado. Solo con un problema hepático, uno necesita restringir las proteínas.

Eliminar los productos lácteos conduce a la pérdida de peso.

Excluir productos lácteos enteros ricos en grasas saturadas conduce a la pérdida de grasa. Uno puede incluir productos lácteos bajos en grasa en un programa de pérdida de grasa. No se recomienda excluir los productos lácteos por completo, ya que puede conducir a una deficiencia de calcio.

¡La sed es un indicativo para beber agua!

La sed es un indicador de deshidratación. Beba agua regularmente durante todo el día. Un cuerpo deshidratado compromete el rendimiento y no puede quemar grasa ni desarrollar músculo.

Mitos comunes de nutrición para niños:

Comer con frecuencia los hará saludables

Esto no es verdad. Comer con frecuencia no avanzará el crecimiento y desarrollo de su hijo. El hecho es que los hábitos alimenticios saludables, como el horario fijo de comidas, comer de acuerdo con el apetito, la merienda saludable y una dieta equilibrada son los determinantes del crecimiento. Comer con frecuencia bocadillos y comer en exceso puede provocar problemas de salud como obesidad, diabetes, etc. más adelante en la vida.

El jugo de frutas es saludable

Elija siempre frutas enteras sobre jugos. La fibra es extremadamente importante para un cuerpo sano y el jugo de fruta no contiene fibra, como lo hace una fruta entera.

Esconder las verduras

Muchos padres ponen en secreto verduras y otros ingredientes saludables en la comida de sus hijos. Si bien esto puede funcionar a corto plazo, no están desarrollando el hábito de comer una dieta saludable. Es importante hacerles comprender el concepto de alimentación saludable y su importancia en el desarrollo.

Más azúcar significa altos niveles de energía.

Consumir demasiada azúcar es, de hecho, malo para la salud. Puede conducir a una “adicción al azúcar” que puede dañar a los niños tanto física como psicológicamente. Esta adicción puede generar cambios de humor, irritabilidad, cambios en los niveles de actividad, etc. Por lo tanto, debe controlar sus niveles de ingesta de azúcar regularmente y no fomentar el consumo excesivo de azúcar.

 

Cómo comer sano

Realice estos cambios inteligentes en su dieta:

  • Intercambiando refrescos por agua y té de hierbas.
  • Evitar los alimentos procesados.
  • Comer frutas enteras en lugar de jugos.
  • Limita tu consumo de sal y azúcar.
  • Asegúrate de que las frutas y verduras constituyan el 50% de tu comida.
  • En lugar de freír, elija hornear o asar sus comidas.
  • Reduzca cualquier ingesta de grasa adicional.
  • Lea las etiquetas de nutrición en los alimentos antes de comprarlos.
  • Coma comidas caseras tanto como sea posible.

 

¿Estás luchando con tus problemas de peso?

Obten tu plan de dieta personalizado con nuestro nutriologo.

Programa tu cita +52 1 329 688 0059

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Llamada Local  (329) 688 00 59

EUA a PMH por celular, agrega 011 52 1 o +52 1

CAN a PMH por celular, agrega 011 52 11 o +52 11

EUA/CAN  a PMH linea fija,  agrega 011 52 o +52

Llamada Local (329) 688 00 59

EUA PMH celular, agrega 011 52 1 o +52 1

CAN PMH celular, agrega 011 52 11 o +52 11

EUA/CAN a PMH línea fija,  agrega 011 52 o +52